Der Panther

Mientras avanza dibujando una y otra vez
con sus pisadas círculos estrechos,
el movimiento de sus patas hábiles y suaves
va mostrando una rotunda danza,
en torno a un centro en el que sigue alerta
una imponente voluntad.
RILKE


16 de junio de 2011

tacto

cada una de las veces que hablo
de petrificación
hablo de estos ojos
en mi cabeza segada

2 comentarios:

  1. Hay miradas que nos siembran
    piedras por dentro.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. hay ojos, ojeadas,ojillos y luego hay MIRADAS

    ResponderEliminar

Re acciona